Manifiesto de la IFLA sobre Transparencia, Buen Gobierno y Erradicación de la Corrupción

English | français | Deutsch

(Traducciones y otros versiones abajo)

En numerosas ocasiones y en muchos foros, la IFLA ha manifestado su convicción sobre el papel decisivo de las bibliotecas en la sociedad y su compromiso para fortalecer esta función. Esto ha sido insistentemente relacionado con el principio del Libre Acceso a la Información y la Libertad de Expresión, establecido en el Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU, 1948.

En particular:

Transparencia, Buen Gobierno y Erradicación de la Corrupción

La transparencia es la base del buen gobierno y el primer paso para combatir la corrupción. Proporciona los principios generales para la preparación de adecuados sistemas de administración de registros, archivos y sistemas de regulación y monitoreo financieros. Está directamente relacionada con el ejercicio de la responsabilidad social de los autores y periodistas, el trabajo de los editores y la publicación y distribución de información a través de cualquier medio.

La corrupción debilita los valores sociales básicos, amenaza al estado de derecho y disminuye la confianza en las instituciones políticas. Crea un ambiente de intereses en donde únicamente lo corrupto prospera. Impide el trabajo científico y la investigación, debilita las funciones de las profesiones y obstruye el surgimiento del conocimiento en la sociedad. Es uno de los principales elementos que contribuyen a la generación y prolongación de la miseria humana y a la inhibición del desarrollo. La corrupción tiene éxito, la mayoría de las veces, cuando existen condiciones de encubrimiento e ignorancia general.

La IFLA afirma que las bibliotecas son, por su misma naturaleza, instituciones para la transparencia, dedicadas a hacer accesible la información educativa, científica y técnica más precisa e imparcial y socialmente relevante para todos y cada uno. Los materiales informativos y el acceso proporcionado por las bibliotecas y servicios de información contribuyen al buen gobierno, incrementando el conocimiento de los ciudadanos y mejorando sus discusiones y debates.

Las bibliotecas y los servicios de información deben ampliar su misión para llegar a convertirse en componentes más activos de un buen gobierno y de la lucha contra la corrupción. Particularmente, pueden desempeñar un importante papel al informar a los ciudadanos sobre sus derechos y beneficios.

Por lo tanto, la IFLA hace un llamado a todos los profesionales de la bibliotecología y de la información y a todos aquellos responsables de la administración de los servicios bibliotecarios y de información a nivel nacional y local para apoyar el siguiente programa:

  1. 1. Los bibliotecarios deben estar en contra de la corrupción que directamente pueda afectar a la bibliotecología, como en la adquisición y suministro de los materiales bibliográficos, nombramientos en los puestos bibliotecarios y la administración de los contratos y finanzas bibliotecarias. Las asociaciones de bibliotecarios deben apoyar esto a través de la creación o el fortalecimiento de Códigos de Etica Profesional.
  2. Los bibliotecarios deben esforzarse por mejorar el estatus profesional de todos los profesionales de la información y promover un mejor pago para los profesionales para reducir la susceptibilidad a la corrupción.
  3. Los bibliotecarios deben reafirmar su papel en la educación de los ciudadanos a través del desarrollo de colecciones sólidas y facilitar el acceso a la información sobre temas socio/económico/políticos y filosóficos.
  4. Cuando en un país existan leyes sobre el acceso a la información o sobre la libertad de información, los bibliotecarios deben tratar de hacer de la biblioteca un centro donde los ciudadanos pueden ser ayudados a elaborar y presentar peticiones de información.
  5. Cuando en un país no existan leyes sobre el acceso a la información o sobre la libertad de información, o tales leyes no sean adecuadas, los bibliotecarios deben apoyar iniciativas para redactar, enmendar, promover y proteger la omisión de esas leyes.
  6. Se debe organizar capacitación para bibliotecarios y usuarios sobre el uso del tipo de información que mejorará su conocimiento como ciudadanos de las leyes y apoyarlos en el ejercicio de sus derechos y beneficios.
  7. 7. Las bibliotecas deben recopilar materiales informativos publicados por los organismos oficiales, particularmente aquellos que se relacionan con los derechos y beneficios de los ciudadanos. Deben tratar de hacer que la información publicada por los organismos oficiales sea más comprensible y accesible (a través de índices, resúmenes, apoyos en las búsquedas, etc.). También deben organizar la digitalización y otros programas de preservación de la información oficial relacionada con las leyes, derechos y beneficios, y facilitar el acceso a las bases de datos existentes con este tipo de información.
  8. Las bibliotecas deben ser lugares accesibles para la promoción de los derechos a la información (a través de carteles y otros métodos publicitarios) y los bibliotecarios deben buscar incrementar la conciencia sobre el derecho a la información.
  9. Las bibliotecas deben crear o cooperar en la creación de portales anticorrupción, los cuales incluyan ligas al contenido de recursos oficiales, ONGs anticorrupción y otros recursos relevantes.
  10. Las bibliotecas deben apoyar a los centros de atención a ciudadanos, existentes o en planeación, creados por ONGs anticorrupción, proporcionándoles información, ayuda técnica para usar bases de datos y todos los demás aspectos relevantes de su experiencia profesional.

Aprobado por la Junta de Gobierno de la IFLA
3 diciembre de 2008

Otras versiones

Traducciones

Manifestos, FAIFE (Committee on Freedom of Access to Information and Freedom of Expression), Transparency, Good Governance, Freedom from Corruption

Last update: 15 July 2014