Congress theme: “Open access to knowledge - promoting sustainable progress”

Sesión de Apertura : Ellen R. Tise (Presidenta de la IFLA)

English

76º WLIC de la IFLA

Gotemburgo, Suecia

Gobernador, Sr. Alcalde, Miembros del Parlamento, Distinguidos Invitados, Miembros de la Junta de Gobierno de la IFLA, Miembros del Comité Nacional del Congreso Mundial de Bibliotecas e Información 2010, Presidentes de las Asociaciones de Bibliotecas, Directores de Bibliotecas Nacionales e Instituciones, Miembros de la IFLA, Delegados y Amigos de la IFLA. Es un gran placer para mí darles la bienvenida a todos a Gotemburgo, Suecia, para el Congreso Mundial de Bibliotecas e Información: el 76º Congreso y Asamblea General. 

Hay una gran tradición de la IFLA en este país. Nuestros compañeros suecos se encontraban entre los padres fundadores de nuestra Fundación que se reunieron en Edimburgo, Escocia, en 1927. El Presidente inaugural de la IFLA fue el sueco, Isak Collijn quien ejerció dicho cargo desde 1927 hasta 1931. Collijn era entonces Director de la Biblioteca Real de Estocolmo. La IFLA ha albergado tres conferencias anuales en Suecia: Estocolmo, 1930; Lund and Malmö, 1960 y volviendoa Estocolmoen 1990. El último se celebró bajo el lema “Bibliotecas: información para el conocimiento” que es, dicho sea de paso, ¡bastante cercano a mi lema presidencial unos 20 años después! El 2010 es por lo tanto, la cuarta vez que la IFLA se ha congregado en Suecia, una distinción que ningún otro país tiene.      

La dedicación de Suecia para la IFLA es de gran repercusión. Las instituciones y organizaciones han apoyado la biblioteconomía de muchas maneras. Uno sólo tiene que pensar en las generosas ayudas que la fundación benéfica sueca, SIDA, ha proporcionado a lo largo de los años y la acogida de nuestra oficina de la IFLA/ALP durante cerca de 20 en la biblioteca de la Universidad de Uppsala para entender la consolidación de la relación entre Suecia y la IFLA. A través del programa de la ALP, la SIDA y Suecia han estado presentes en muchos países en desarrollo de todo el mundo. La contribución de la SIDA al progreso de la biblioteconomía en países en desarrollo es significativa.

Dada esta larga historia de la junta y tradición que la IFLA y Suecia comparten, no fue una sorpresa para nosotros que Suecia, justamente en el último momento pudiera albergar este congreso. Me gustaría por lo tanto, agradecer sinceramente al Comité Nacional Sueco por organizar este encuentro en un tiempo récord. Estoy segura de que a ustedes también les gustaría expresar su agradecimiento a nuestros compañeros suecos por su trabajo en nombre de la IFLA de todos nosotros.    

El cambio de la sede a Gotemburgo supuso unos enormes desafíos en el Comité Nacional y en la asociación de bibliotecas en Suecia. Me gustaría elogiarlos por sus valientes esfuerzos en nombre de la IFLA y el excepcional trabajo duro y esfuerzo que han puesto para organizar este congreso de la IFLA en tan poco tiempo. Todos se han involucrado para asegurarnos un congreso exitoso.

El Comité Nacional eligió dar vigor a mi lema presidencial ­– Bibliotecas y acceso abierto al conocimiento – a través de su elección del lema para este congreso, titulado – Acceso abierto al conocimiento para promover el progreso sostenible -. Ellos han demostrado su elección con el enfoque de que “el acceso al conocimiento abre el mundo de la imaginación y la creatividad, este progreso para un individuo se convierte en progreso para la sociedad”. Me honra y me entusiasma su elección, no sólo porque esté inspirada en mi lema presidencial o porque promueva el acceso equitativo a la información, sino por el hecho de que creo apasionadamente que nuestro conocimiento es un factor crítico que influye en todos los aspectos de la vida. Para reiterar lo que dije en Milán “sin conocimiento todo esfuerzo es inútil. Sin un conocimiento sólido, preciso y de confianza las decisiones y acciones que nosotros y otros tomamos, pueden tener consecuencias desastrosas durante mucho tiempo. El conocimiento es la clave del éxito”. Aún más, el acceso al conocimiento es crítico para el crecimiento equitativo de todas las comunidades, sociedades, culturas y naciones. Las bibliotecas, como proveedores principales de información tienen un papel importante en la creación de nuevo conocimiento. Como principal fuente de información, las bibliotecas ofrecen una amplia gama de usuarios, quienes no son sólo críticos sino esenciales para la facilitación de la generación de conocimiento. El acceso equitativo al conocimiento sirve para asegurar la estabilidad de las naciones y la garantía de la paz mundial.

El acceso al conocimiento sin embargo no depende de ser libre. En primer lugar, para parafrasear a Jan Hoithues la invención de la imprenta de Gutenberg con letras movibles dio origen a que libros y medios impresos se convirtieran en el centro de información y a su transmisión. La alfabetización fue y es la clave para el poder y el desarrollo. La habilidad para producir y preservar la palabra impresa son por lo tanto características claves de poder y desarrollo. En el mundo actual sin embargo la palabra impresa no se puede seguir tomando en sentido literal. La habilidad para discernir la veracidad de la palabra impresa se ha convertido en una destreza principal. Nuestras habilidades de alfabetización han pasado de poder meramente leer, escribir y entender a poder distinguir entre el tipo de expresiones escritas que normalmente nos encontramos en el interior de los aseos en algunos de los muchos recursos electrónicos disponibles en la red y el usado en los recursos que nos proporcionan información de confianza que desafortunadamente, hoy en día no son de libre acceso y en consecuencia no están disponibles para todos. Por lo tanto, hemos tenido que desarrollar muchos niveles de conocimiento para sobrevivir en la actualidad. La comercialización de la información es uno de los desafíos clave que las bibliotecas afrontan ya que buscan proporcionar acceso al conocimiento.

Hoithues trata otro tema que apunta a la adaptación del texto como cuestión. Hoy en día la información ya no está restringida a la palabra impresa. La información en general se está volviendo más visual y oral en contenido. La imagen, el color, el sonido y el movimiento son ahora aspectos aceptados y anticipados de la creación de información, transferencia y presentación. Uno tiene que pensar simplemente en una página web que no tiene color, movimiento, sonido o imágenes para darse cuenta de cómo muchas de estas características se han convertido en aspectos subliminales de acceso a la información al igual que el acceso y la transferencia del conocimiento. El acceso al conocimiento en congresos como el nuestro ya no está basado en puntos enumerados de una página. Más bien nos hemos acostumbrado y nos anticipamos a presentaciones que son de PowerPoint en alta tecnología con todas las florituras que el sonido, movimiento, color e imágenes proporcionan.      

Todo esto ilustra que la creación del conocimiento y el acceso al conocimiento dependen de la existencia de la tecnología, su uso y una sed continua de nuevos desarrollos técnicos que hagan que el conocimiento más ampliamente disponible a cualquier hora, en cualquier lugar y al momento. Todo esto sin embargo ha conducido a que haya un valor económico situado en el conocimiento. El acceso al conocimiento está cada vez más y más asociado con estas tarifas fijadas al uso de nuestra base de datos, imágenes identificadas para la reproducción y derechos de autor por piezas de sonido y obras musicales completas. El acceso al conocimiento está siendo cada vez más asociado con el pago de tarifas para el acceso. Nadie puede cuestionar el derecho de las editoriales a recuperar gastos, sin embargo las exigencias de pago introducen otro obstáculo que necesita ser superado para facilitar el acceso al conocimiento. Por sí solo es un producto muy preciado, de hecho hay algunas personas que ven el conocimiento como algo más valioso que metales preciosos como el oro, los diamantes o el platino. El conocimiento se ha hecho medible en términos de su valor económico. El conocimiento es el producto que incrementa su valor con el uso – no hay rendimientos decrecientes cuando el conocimiento se usa. De hecho, el uso del conocimiento, al contrario que otros productos que una vez usados pierden algo de valor, a menudo nos guía a un nuevo conocimiento de este modo aumentando el valor inherente de este producto. El conocimiento y el acceso al conocimiento contribuyen al desarrollo y la expansión de la democracia y el desarrollo sostenible, para el beneficio de nuestros recursos naturales y la igualdad entre las personas.

Los roles de las bibliotecasy de los bibliotecarios para proporcionar acceso al conocimiento son importantes y variables. Las áreas de responsabilidad, las habilidades para proporcionar tal acceso y estatus difiere, dependiendo de nuestra ubicación en el mundo, pero juntos somos parte de los portadores de cultura en nuestros países y servimos como puntos críticos de acceso al conocimiento. Almacenando fuentes de conocimiento conservamos el conocimiento. La tecnología nos permite hacer este conocimiento disponible a esta generación y a las futuras. Jugando un papel muy importante en dichos desarrollos, bibliotecas y bibliotecarios se convierten en esenciales para la creación y el sostenimiento de la sociedad de la información.  Difundimos la información y hacemos que sea accesible más fácilmente, contribuyendo así tanto al desarrollo social como individual. Este papel se ajusta perfectamente al tema de este congreso Acceso abierto al conocimiento – promoviendo el progreso sostenible.     

Para concluir, nuestro 76º congreso será la fuente de muchas experiencias profesionales y personales.  Es el deseo del comité nacional, la junta de gobierno y mío como presidenta que el congreso les proporcione sólidos compromisos profesionales y una renovada dedicación para nuestra profesión. Muchos conferenciantes plenarios harán referencia a cómo la información, la educación y el conocimiento contribuyen al desarrollo de muchos campos. Además, las presentaciones individuales y de grupo, demostraciones y exposiciones crearán muchas relaciones a nuevos avances e informes en el trabajo en progreso.

Esperamos que su estancia en Gotemburgo y Suecia genere experiencias positivas de compromiso, apertura, y afinidad cultural con Gotemburgo y Suecia. Hay sitio para muchos encuentros personales en una ciudad de este tamaño. Nuestro programa social y cultural está entrelazado con el festival de cultura de la ciudad. Encontrarán una variedad de actividades culturales por Gotemburgo que son gratuitas para todos nosotros, y vamos a destacar algunos aspectos del programa – eventos que no se los pueden perder. Tendrán la oportunidad de ver a compañeros de todo el mundo para un café, para la cena o en alguno de los muchos locales nocturnos que la ciudad ofrece.

Esperamos impacientemente un buen congreso, un buen ambiente, buenas experiencias profesionales y desarrollo, la creación relaciones y la renovación de viejas amistades. Bienvenidos a Gotemburgo, una ciudad abierta con fácil acceso, bienvenidos a Suecia, a la sociedad del conocimiento y de la sostenibilidad y bienvenidos al Congreso de Bibliotecas e Información, ¡un congreso en progreso!

Y, es para mí todo un placer declarar el 76º Congreso y Asamblea General de la IFLA inaugurada.

Gotemburgo, agosto del 2010.