Congress theme: “Open access to knowledge - promoting sustainable progress”

Sesión para los Nuevos Asistentes

English

 

“Les desafío a que hablen con al menos diez personas nuevas cada día”

 

Con estas palabras Jesús Lau, miembro de la Junta de Gobierno de la IFLA, animó a los nuevos asistentes al congreso reunidos en el Hall B a no ser vergonzosos. El ser nuevo en el congreso de la IFLA puede ser un poco abrumador, por no decir otra cosa peor, especialmente si no se conoce de antes. Quizás tenía una vaga idea de una enorme organización internacional con una compleja estructura, pero no sabía mucho sobre lo que en realidad hace. 

Durante la Sesión para los Nuevos Asistentes celebrada el miércoles por la tarde, más de diez conferenciantes, empezando por la Secretaria General de la IFLA, Jennefer Nicholson, que describió la IFLA como la voz global de las bibliotecas y finalizando con el miembro del comité nacional, Bengt Källgren, que enseñó a los visitantes extranjeros a decir “Skål!”, intentaron ofrecer a los novatos una buena imagen. ¿Tuvieron éxito? Quizás. Por supuesto, no es posible explicar en una hora todo lo que tiene que ver con la IFLA, aunque quedó claro lo más importante.

No importa si la cuestión era navegar por el amplio programa o documentar el congreso en los medios de comunicación de las redes sociales, había un tema común: la participación. Obviamente, el Congreso Mundial de Bibliotecas e Información no es un lugar donde uno espere sentarse discretamente en un rincón y dedicarse sólo a escuchar. Las palabras recurrentes - red, participar, compartir y aprender – juntas dan una imagen del congreso de la IFLA como una oportunidad única para conocer a gente nueva y aprender compartiendo experiencias.

En palabras de un miembro de la Junta de Gobierno, Danielle Mincio:

 

- “La IFLA no sólo es presentar comunicaciones y hacer directrices”