Congress theme: “Open access to knowledge - promoting sustainable progress”

Sesión Informal de Henning Mankell

English

Ayer, unas 70 personas asistieron a una charla informal con Henning Mankell en la Biblioteca Universitaria de Gotemburgo. La sala se llenó de delegados de la IFLA que estuvieron encantados de escucharle y de hacerle preguntas que, en general, versaron sobre África, las bibliotecas y la política.

Dijo que fue un cuentacuentos y que aún lo es. Una de las historias que contó era la de un bibliotecario sueco que fue a una biblioteca africana para ayudarles. Lo que hizo fue escucharles y averiguar lo que necesitaban. No era ayuda con los catálogos o las estructuras, sino un tejado que no tuviera goteras y algunas bombillas que iluminaran más. Dijo que debería haber un diálogo y no un monólogo sobre lo que pensamos que ellos necesitan. Dio este ejemplo ilustrativo de lo que normalmente pasa, “tengo la solución ¿qué problemas tienes?”

Una historia que siempre le ha impresionado mucho fue la de un proyecto con libros de recuerdos para niños que perdieron a sus padres a causa del SIDA. Una niña de 10 años le mostró un libro de este tipo, tan sólo tenía dos hojas dobladas con una mariposa azul disecada dentro, pero el mensaje que transmitía quedaba claro, era un recuerdo de algo que su madre fallecida había amado.

Durante la crisis económica, a menudo, los niños y la cultura son los más perjudicados, debido a que los niños no pueden votar y a que no se pueden quejar y la cultura porque es un “blanco fácil”. Sobre esto dijo que “no sólo deberíamos decirle a los políticos que tienen que apoyarnos, sino por qué tienen que apoyarnos”. Sobre la cuestión de cómo hablar con los políticos, dijo que se debería “usar un lenguaje que surta efecto”.

Cuando se le preguntó que describiera cuál sería su biblioteca ideal en África dijo que los libros y la gente son los principales protagonistas; las sillas, las mesas y las máquinas de helados no son importantes. Es como lo que dijo del tejado y las bombillas; la necesidad de escuchar lo que ellos necesitan es mayor que lo que creemos que ellos necesitan.