Congress theme: “Open access to knowledge - promoting sustainable progress”

Reconstruir las bibliotecas es reconstruir a los haitianos

English

Todos recordamos el terrible terremoto que se produjo el 12 de enero del 2010 en Haití. Como homenaje a la comunidad bibliotecaria de Haití, IFLA Express abre sus páginas a dos representantes de la comunidad bibliotecaria haitiana: Françoise Thybulle – Directora de la Biblioteca Nacional de Haití y Elisabeth Pierre-Louis – Directora de FOKAL.

Ambas participarán en la sesión del viernes: 13 de agosto, 13:45 - 15:45 para una puesta al día sobre Haití.

Originariamente, el panorama de las bibliotecas haitianas era una mezcla de diferentes redes. En la actualidad, después del terremoto, las bibliotecas patrimoniales, las universitarias, las privadas y las de asociaciones coexisten e intentan trabajar juntas.

La Biblioteca Nacional de Haití y las bibliotecas patrimoniales

De las 3 principales bibliotecas patrimoniales, una ha quedado totalmente destruida, otra necesita restaurarse y la Biblioteca Nacional (menos dañada que las otras) está a punto de abrirse de nuevo. El patrimonio de la Biblioteca Nacional es muy importante y debido a la riqueza de sus colecciones sobre la esclavitud, la independencia, la colonización, la “negritud” y la literatura, tiene que preservarse para el futuro.

Las colecciones completas de estas bibliotecas se han salvado gracias a un equipo de 37 bibliotecarios haitianos que sólo usaron sus brazos y un casco para proteger sus cabezas con el fin de recuperar los libros, archivos y ficheros de debajo de los escombros, uno a uno. A continuación, todo el material se almacenó en cajas de cartón en el edificio de la Biblioteca Nacional o en contenedores.

Se realizó el mismo trabajo con las bibliotecas privadas y también con las valiosas colecciones privadas de algunos haitianos. De la misma forma, un programa de la UNESCO se centró en la recuperación de cuatro importantes colecciones de las bibliotecas universitarias.

FOKAL y las Bibliotecas de Asociaciones

FOKAL apoya a las bibliotecas de asociaciones que son las principales instituciones que dan a los haitianos acceso a su cultura. Doce de las dieciséis bibliotecas de asociaciones se han dañado considerablemente. En ocho de ellas robaron. FOKAL intenta restaurar y preservar las bibliotecas originales de asociaciones, pero también quiere establecer un programa de biblioteca móvil. Para hacerlo bien se necesita un espacio físico para que haya una organización práctica. Siguiendo esto, FOKAL quiere establecer programas de animación para dar la bienvenida a la gente a las bibliotecas.

La Direction nationale du Livre

El Ministerio de Cultura de Haití tiene un departamento llamado Direction nationale du Livre. Su principal misión consiste en defender la alfabetización pública. Interviene en colegios y también hace posible el comienzo de un sistema de “préstamo a domicilio” para 50 personas. Este sistema se ha creado para facilitar el préstamo de libros entre los ciudadanos haitianos.

Necesidades importantes

Las ayudas y demandas de la comunidad estudiantil son muy importantes. A pesar del terremoto, el gobierno mantuvo la programación de los exámenes como un inefable desafío de “la vida sigue”. Muchos estudiantes viven en los refugios de Puerto Príncipe y no tienen nada con lo que trabajar: mesas, asientos, acceso a Internet. Para poder ayudarlos, la Biblioteca Nacional instaló mesas de picnic y camping en el patio, pero todavía no es suficiente. Aparte de eso, la gente está pidiendo materiales de lectura. Pero las bibliotecas de asociaciones apenas pueden abrir sus puertas por miedo a que sus edificios dañados se derrumben. Así que la necesidad de un nuevo centro cultural y una biblioteca es muy importante.

Otra forma de atender las necesidades es la creación de programas de animación para alegrar la vida de las personas en los refugios. Los programas de animación han sido promovidos por bibliotecarios entusiastas de comunidades locales y tienen un gran éxito, especialmente entre los niños. La idea consiste también en traer a gente de fuera de los campos de refugiados. Las bibliotecas pueden representar obras de teatros para alcanzar este objetivo.

El acceso al conocimiento y la importancia de los libros y la lectura

Ofrecer acceso al conocimiento junto al tradicional deseo haitiano por la lectura es un fuerte incentivo para el futuro del pueblo haitiano. En Haití, un libro simboliza tus posibilidades para salir de tu condición de pobreza absoluta. Por lo tanto, el conocimiento y los libros están íntimamente conectados a las mentes de la gente de Haití.

El acceso al conocimiento es una cuestión importante. Antes del terremoto, Haití contaba con 20 bibliotecas públicas. El terremoto dañó cuatro de ellas. También existe una preocupación por la difusión del conocimiento a través de la población. La falta de colegios públicos conduce a la desigualdad de género en la sociedad haitiana, especialmente en las áreas rurales.

La cultura a través de las bibliotecas: esperanza para el futuro

A pesar del hecho de que el 40% de la gente es analfabeta, los haitianos son conscientes de su pasado glorioso y de la riqueza de su cultura que corre por sus venas.

El apoyo de la comunidad bibliotecaria, especialmente a través de la IFLA, ha sido muy importante y bien recibido. Las llamadas telefónicas y los correos electrónicos han sido una prueba de la solidaridad profesional en los primeros días del desastre. Nos animaron a levantarnos y a ir más lejos.

El importante papel y el permanente seguimiento de la IFLA, a través de sus distintos programas, hacen visible los efectos de la solidaridad internacional, pero también demuestra a los compañeros haitianos que ¡no están solos!