Congress theme: “Libraries beyond libraries: Integration, Innovation and Information for all”

Hablemos de las bibliotecas escolares públicas de Puerto Rico

English

Loida Garcia-FeboLas bibliotecas escolares públicas de Puerto Rico son un oasis donde los estudiantes pueden leer, ver películas, escuchar música, investigar y usar los ordenadores.

Bibliotecarios innovadores han creado programas conjuntos con otras escuelas. Los estudiantes intercambian correos electrónicos e información con compañeros de otras ciudades de los Estados Unidos. Otros bibliotecarios escolares realizan formación de usuarios utilizando numerosos recursos de investigación en línea. Algunas bibliotecas de instituto están utilizando los ordenadores para ayudar a los estudiantes a elegir una universidad y trabajo para el verano. Aquellas bibliotecas que cuentan con muchos ordenadores han establecido sistemas para planificar el tiempo que los estudiantes dedican a redactar sus trabajos.

El desarrollo de la colección está centralizado por el Departamento de Educación de Puerto Rico, aunque los bibliotecarios escolares locales también tienen la libertad de seleccionar las obras solicitadas por los profesores y alumnos. En una biblioteca escolar, cualquiera debería poder encontrar obras de referencia como por ejemplo, enciclopedias temáticas mundiales y enciclopedias que se centren en temas locales. También se incluye en las colecciones; biografías, bestsellers e innumerable obras de ficción y no ficción. Algunas bibliotecas proporcionan archivos especializados con periódicos y noticias por temas. Otras bibliotecas también ofrecen archivos fotográficos donde los estudiantes pueden pedir en préstamo fotografías para utilizarlas en sus presentaciones en clase. En los últimos años, los DVDs y CDs han comenzado a llegar a una serie de bibliotecas. Los estudiantes pueden sacar en préstamo libros y material multimedia. Todos los servicios son gratuitos.

El diseño arquitectónico de las bibliotecas incluye espacios de lectura para que los estudiantes hagan sus deberes, lean y se reúnan con compañeros de clase para trabajar en proyectos. Uno de los espacios más bonitos en la mayoría de las bibliotecas escolares es la zona de cuenta cuentos que normalmente tiene alfombras, almohadas, pósteres coloridos y sillas pequeñas para los niños pequeños.

Las bibliotecas también albergan el 'Club de Auxiliares de Biblioteca' cuyos miembros ayudan a los bibliotecarios en diversas tareas como, por ejemplo, preparar los libros cuando acaban de llegar a la biblioteca, colocar los libros en los estantes y responder a preguntas de los estudiantes. Este club es muy popular y casi todas las bibliotecas escolares tienen uno. Los bibliotecarios cuidan de la planificación del inicio de un club y el director de la escuela incluye al club en muchos de los eventos programados para toda la escuela. Los colores del club pueden variar, aunque normalmente son el azul y el amarillo y los estudiantes los llevan con orgullo.

Club de asistentes

 

Por ejemplo, los miembros del Club de Auxiliares de Biblioteca de la Escuela Nemesio R. Canales II tiene su propia página dentro del sitio web de la biblioteca que ofrece una presentación (véase antes) explicando sus actividades e incluye fotos que demuestran su labor.  

Generalmente, los bibliotecarios escolares son muy conocidos por la comunidad y vecinos que confían en que pueden ayudarles a acceder a la información que necesitan. En algunos casos, las bibliotecas escolares de Puerto Rico se podrían comparar con algunas bibliotecas públicas de otros países.


Loida Garcia-Febo es Secretaria de FAIFE y participó en la creación del SIG de la IFLA de Nuevos Profesionales. Es Coordinadora del Programa de Nuevos Americanos en la Biblioteca de Queens.