25 Noviembre 2019

Mantener la presión para lograr mejores leyes para las bibliotecas: La IFLA continúa su compromiso con la OMPI

English | français

La 39.º sesión del Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual dio forma a un posible acuerdo sobre preservación, aunque se mantuvo la oposición de los países que niegan la realidad de la colaboración transfronteriza entre las bibliotecas. 


Del 21 al 25 de octubre de 2019 se realizó en Ginebra la 39.º sesión del Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos (SCCR por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.  


El objetivo de este comité es promover un régimen de derecho de autor equilibrado a través de la adopción de normas y recomendaciones internacionales sobre el derecho de autor.  


En la 39.º sesión del SCCR, la IFLA mantuvo conversaciones con los Estados miembros sobre las excepciones y limitaciones al derecho de autor para bibliotecas, archivos, museos, educación e investigaciones. Estas son las disposiciones legales que permiten a las bibliotecas realizar actividades tales como preservación, préstamos o realización de copias con fines de investigación.   


Haciendo oír la voz de las Bibliotecas  


Al trabajar con nuestros socios la IFLA hizo oír la voz de las bibliotecas, destacando la necesidad de que exista un instrumento legal internacional que permita a las instituciones a cargo del patrimonio cultural continuar su misión de preservación, educación y acceso a la investigación.  


Resaltamos que las bibliotecas tienen la misión excepcional, sin fines de lucro, de permitir que la sociedad tenga acceso a su patrimonio y de apoyar la educación y la investigación.  


Sin embargo, son muchos los países que no cuentan con la estructura jurídica necesaria que les permita digitalizar las colecciones para preservarlas del deterioro, los desastres relacionados con el cambio climático y la aparición de conflictos.

 
Además, la falta de normas internacionales implica que la colaboración transfronteriza, por ejemplo los proyectos de unificación digital o las redes de preservación digital, sea incierta y corra el riesgo de ser abandonada.   
 
Un posible acuerdo que todavía encuentra resistencia  


En los tres talleres regionales organizados por la OMPI pareció aumentar el consenso sobre la necesidad de actuar para garantizar la preservación y, en particular, aprobar leyes que permitan a las bibliotecas trabajar traspasando las fronteras.  


Hasta los Estados miembros que expresaban reservas sobre los pasos más ambiciosos parecían coincidir en la importancia de la preservación como un primer paso. Aquellos que tradicionalmente se habían enfocado en ayudar a las bibliotecas y a sus usuarios continuaron haciéndose oír.  


Sin embargo, un grupo de Estados miembros – principalmente los más ricos de la Unión Europea (UE) mantuvieron su postura de que no era necesario tomar ninguna acción significativa.  


Para esto se apoyaron en la importancia dada a fomentar las licencias como una solución para diseñar el programa de la conferencia internacional celebrada a fines de la semana pasada.   


Si bien las licencias tienen una importante función al dar acceso a obras, su uso no resulta apropiado en todos los casos. Si bien en algunos casos pueden ser útiles, las soluciones podrían ser ineficientes, poco transparentes o simplemente no funcionar para las bibliotecas.  


La resistencia a la acción efectivamente pone en riesgo los esfuerzos realizados durante muchos años para garantizar que las bibliotecas de todos los países dispongan de las leyes necesarias para la preservación de su patrimonio.   


Resulta particularmente difícil comprenderlo cuando la propia UE recientemente aprobó su propia legislación que introduce leyes sobre derecho de autor para la preservación de material en la era digital.  


Próximos pasos  


Ante la negativa a la necesidad de tomar acción para lograr una ley, fue necesario que la IFLA redoblara esfuerzos para mantener el foco en el mandato original del Comité – acordar un instrumento internacional – según lo aprobado por la Asamblea General en 2012.  


Gracias a todos los que se involucraron, estos esfuerzos fueron positivos y tenemos siete meses más para promover el accionar internacional con los gobiernos nacionales.  
La IFLA se mantendrá en contacto con sus miembros, e insta a todos aquellos que crean que las bibliotecas deberían desempeñar su misión en un mundo digital y globalizado, a llevar este mensaje ante los organismos responsables del derecho de autor de sus países.  


Invitamos a los interesados a leer los documentos en idioma inglés que se redactaron en este encuentro: 

Our report from the International Conference

Reports from the regional workshops in Singapore, Nairobi and Santo Domingo.

Our infographics on limitations and exceptions around the world (at bottom), and summary analysis

Our guide "Get Into WIPO"

List all IFLA news